La copa menstrual ¿Qué es? ¿Cuáles son sus ventajas?

Beneficios de la copa menstrual

La copa menstrual se está abriendo camino en el corazón de las mujeres a nivel mundial y estas son las razones de por qué se está convirtiendo en la opción predilecta para cuando llega ese momento del mes.

Desde hace algún tiempo se ha venido escuchando, cada vez con más fuerza, la copa menstrual por aquí, la copa de luna por allá, pero ¿qué es realmente? ¿es cierto que tiene ventajas? ¿Cuáles son? Pues presta atención que son varias y según sus usuarias, son muchas más y más sólidas que sus competidores; a saber: los tampones y las compresas.


Tal como su nombre lo advierte, es una copa, de silicona o látex, que se utiliza cuando se tiene la regla. Así de simple. La diferencia es que no absorbe, como los tampones o compresas, sino que recoge el flujo menstrual. No tienes por qué arrugar la cara, mujer. Recoge tu sangre, la de nadie más ¿o es que nunca has visto la toalla sanitaria antes de enrollarla y tirarla a la basura?

Ver más: Conoce las braguitas que absorben la menstruación

Esa grima que pudiera provocarte ¡tu propia sangre! Es hasta ahora la única desventaja que, según sus fanáticas, pudiera tener su uso y que al final terminas por acostumbrarte a ella. Sangrar es algo natural y hasta “empoderador” dicen algunas expertas, pues te conecta con una de las expresiones más reales y de tu femineidad.

Ahora que ya sacamos del camino lo malo, hablemos de lo bueno.

La copa menstrual
La copa menstrual

Sus ventajas

Te la colocas exactamente igual que un tampón sin aplicador. Incluso a muchísima menos profundidad que el tampón y sin el riesgo a sufrir o desarrollar el síndrome de choque tóxico, que como sabes, se asocia al uso de tampones.

Es reusable ??? #WHAT?!  La puedes volver a utilizar. De hecho, sólo tienes que vaciar la copa y lavarla cada 12 horas. Al final de tu ciclo es necesario esterilizarla con agua hirviendo y esperar a la siguiente regla.

Es más económica que sus competidores. Es cierto que una unidad cuesta entre 10 y 17 euros, pero esa misma copa, con el cuidado apropiado te puede durar ¡entre 2 y 10 años! Saca la cuenta tú misma de cuánto gastas al mes en compresas o tampones. El resultado, multiplícalo por los 12 meses del año y luego por el promedio de años que vas a estar menstruando ¡Tela ¿no?!


Es súper cómoda y sus usuarias aseguran que la copa ni se siente y que incluso a veces llegan a olvidar que la llevan puesta. Lo que les permite hacer deporte, ir a la playa o a bailar con ella.

Como si esto fuera poco, la copa es ecológica porque aunque es cierto que las compresas y tampones están hechos de material biodegradable, sus envoltorios no. Con la copa, lo único que estás soltando de vuelta al ambiente es tu propia sangre, que según algunas practicantes de la cultura holística, es hasta beneficiosa para tu bienestar emocional y mental pues te conecta con tu esencia más femenina y con el poder de la madre Tierra.

 

Si quieres saber más de tu ciclo menstrual, pincha aquí. Y si quieres conocer más alternativas a la copa, pincha aquí

 

Más de Glinda Neva

Asume tu responsabilidad en la relación

Una relación de pareja es de dos y cada uno de sus...
Leer más