Guía para salvar posibles desastres de boda

desastres de boda eme de mujer

Desastres de boda, son tres palabras que toda novia no quiere escuchar en su gran día, sin embargo, es necesario pensar en ellos para evitarlos. 

Desde pequeña la mayoría de las mujeres sueñan con una boda de ensueño: el novio perfecto, la fiesta más increíble y el vestido más hermoso, pero la realidad –en ocasiones- es otra.


Los desastres en una boda son más comunes de lo que le gustaría a las novias, sin embargo, esto no es ningún impedimento para que celebres al máximo el día más importante de tu vida.

Ver más: Boda: Tratamientos de belleza que toda novia debe hacer

Es por ello que te presentamos aquellos posibles casos que pueden vivirse en tu gran momento. Toma nota de cada uno de ellos para que puedas afrontarlos y superarlos sin ningún tipo de estrés.

Guía para salvar posibles desastres de boda

¡Mi vestido se ha manchado!

Guía para salvar posibles desastres de boda

En medio de la preparación es muy probable que optes por beber o comer para calmar los nervios, pero ¿te imaginas que ensucies tu vestido?

¿Qué hago?

Lo primero que debes hacer es tranquilizarte y dejes de creerles a tus amigas que la mancha no se ve, porque sí se nota. Sin embargo, este gran desastres de boda se puede remediar utilizando simplemente talco o una tiza blanca, aplica un poco de este polvo sobre la mancha.


En cambio si la mancha es más grande, vierte una pequeña cantidad de vodka sobre ella, procura no frotarla ya que solo empeorarás la situación. También puedes crear tu propia solución casera mezclando un parte de jabón líquido transparente con seis partes de agua.

¡El auto no enciende!

giphy (2)-iloveimg-resized

Llegar a la iglesia debe ser un momento inolvidable, para ello se renta el auto más increíble o la clásica limusina, además debes llegar a tiempo a la iglesia para no atrasar toda tu boda.

Pero debes tener en cuenta que los vehículos pueden fallar y dejarte tirada en la calle sin ningún medio de transporte cerca.

¿Qué hago?

Antes de la boda es súper importante que el carro esté en perfectas condiciones, días previos al gran día pide que hagan una revisión. También tus acompañantes deben tener los números de teléfonos de amigos o familiares que te puedan rescatar de ese mal momento.

¡Mi maquillaje es un desastre!

giphy (1)-iloveimg-resized

Imagina esto: te están maquillando y cuando abres los ojos para verte en el espejo no reconoces a la persona que estás viendo, y no en el buen sentido de la palabra…

¿Qué hago?

Para que esta pesadilla no ocurra es indispensable hacerse, por lo menos, dos pruebas de maquillaje al terminar tómate una foto y comparar los resultados. Así en el gran día el especialista solo se debe guiar por la imagen.

También debes llevar un estuche de cosméticos, de esta forma te puedes retocar antes de la boda, después o durante la fiesta, ya que es muy probable que llores o sudes.

¡He perdido a mi cura!

giphy (3)

En la mayoría de las películas o series vemos que cuando el cura no llega uno de los invitados había realizado un seminario y toma el control de la ceremonia. Pero esto es la vida real y eso es poco probable que suceda.

¿Qué hago?

La solución más sencilla es dar como tarea a un amigo o familiar de ir a buscar al cura a su casa, obviamente horas antes, para que llegue a tiempo a la recepción.

¡Mi bouquet es un desastre!

giphy (4)

La decoración es importante y uno de los puntos más llamativos son las flores, en específico el bouquet. Pero, ¿qué ocurre si cuando lo ves de cerca esto no es nada a lo que imaginabas y simplemente lo odias?

¿Qué hago?

Antes de todo se debe mantener la calma, no es el fin del mundo (aunque lo parezca ese día), para solucionarlo debes dejar fluir tu creatividad. Toma algunas flores de los centros de mesa y un listón, amarra los tallos con él y listo, ya tienes un bouquet improvisado.

¡Se me rompió el tacón!

giphy (5)-iloveimg-resized

Entrar a la iglesia es un momento mágico, ya que todas las miradas van hacia a ti. Ante esta situación, ¿qué pensarían tus invitados si te ven cojeando para llegar al altar? No solo sería vergonzoso sino que todos se darían cuenta que tiene un tacón roto.

¿Qué hago?

De no tener pegamento para el tacón, tienes que recurrir a un par de zapatos tenis o zapatillas. Esto solo funciona si el vestido es lo suficientemente largo para que los pies no se vean.

En cambio si tus pies se ven, puedes pedirle prestado los tacones a una de tus madrinas, ya que para eso están, ¿cierto?

¡La banda no llegó!

giphy (7)

La música es una parte esencial para la fiesta después de la ceremonia, pero si la banda no llega a tiempo resultaría un completo desastres de boda.

¿Qué hago?

Toda novia debe tener en su teléfono varios números de otros grupos musicales en caso de emergencia. En cambio si estos están retrasados puedes “matar el tiempo” partiendo el pastel.

También puedes realizar una lista de canciones apropiadas para tu fiestas y pasarlas a tu iPod, simplemente lo conectas y ¡Listo!

Tips para tener uñas saludables

Escrito por
Más de Equipo Eme

7 Mitos acerca del orgasmo femenino

Porque no hay que creer todo lo que se dice y menos...
Leer más