Todo sobre el orgasmo vaginal

orgasmo vaginal Eme de Mujer España

Si de por sí es raro que una mujer llegue al orgasmo durante el sexo, ¿se imaginan lo difícil que es tener un orgasmo vaginal? Este tipo de orgasmos, junto con los de punto G parecen unicornios; son mega populares, pero casi nadie ha tenido uno.

Es rara la mujer que puede llegar al clímax con penetración sola o lo que se conoce como orgasmo vaginal. Es como el monstruo del lago Ness; la leyenda es antigua y popular, pero la mayoría no sabemos si es verdad o una mera ilusión para subir nuestras esperanzas. Y los hombres empeoran las cosas; para empezar creen completamente que son reales (porque lo ven en el porno) y también creen que pueden ofrecerlos sin problema alguno (porque así de buenos son).


Entonces, ¿nosotras mortales cómo podemos conseguir un orgasmo vaginal? Si interpretas un “orgasmo vaginal” como un orgasmo que se consigue con simple penetración… estás a punto de conocer el secreto. En teoría son más raros que el monstruo del Lago Ness, pues SIEMPRE se necesita la estimulación de algo más, ya sea el punto G o el clítoris, para llegar al clímax.

Ver más: Estos son los tipos de orgasmos ¿Cómo conseguirlos?

Y entonces mi pregunta es: ¿existen los orgasmos vaginales? Por más que he investigado y preguntado, sigo quedándome con la duda. No quiero decir que sean un mito, porque hay chicas que juran haber tenido uno, pero son tan raros, que no existe una técnica específica y detallada.

Sinceramente NO es necesario limitarse a la penetración misma, ¿por qué no llegar al orgasmo con la penetración y algo más? Yo recomiendo el punto G, pues hay investigaciones que especulan con que es una extensión del clítoris (a veces más placentera). Los kegels te ayudarán muchísimo a encontrarlo y estimularlo, así como un juguete sexual con curva.

En cuanto a posiciones, la más recomendable es el “doggy style.”Esta posición es excelente para el punto G, siempre y cuando la hagan bien. El pene debe aplicar presión al punto G mientras la mujer tiene la espalda en curva hacia abajo (empujando su ombligo hacia el techo). Su pareja podrá levantar sus caderas mientras penetra con movimientos hacia abajo.

Y si el punto G no es lo tuyo (porque de plano no lo encuentras), no está mal estimular el clítoris. Para este tipo de estimulación recomiendo el 69, hacerlo de pie o la cucharita.

Escrito por @andybouchot


Escrito por
Más de Equipo Eme

7 Mitos acerca del orgasmo femenino

Porque no hay que creer todo lo que se dice y menos...
Leer más