¿Embarazada? Cuida tus antojos

antojos eme de mujer españa

Si estás embarazada debes cuidar esos antojos para que tú bebé crezca más sano que nunca. 

A partir de la semana 22 el feto crea un sistema inmunológico para defenderse, por lo tanto debemos de alimentarnos muy bien, no te dejes llevar por lo antojos y crea en tu bebé una verdadera barrera ante cualquier infección, asegurándote que tu hijo obtenga todos los nutrientes que necesita.


Estos son los alimentos que debes tomar cuando tienes antojos -como snack saludables- para fortalecer el crecimiento de tu bebé:

Ver más: Errores más comunes que comete una madre primeriza

Yogur natural

Proporciona el 25% de calcio diario que necesitas, puedes acompañarlo con un puño de pasas o granola, que te proporcionara el 4%fibra que los expertos recomiendan.

Fruta

Es necesario que comas de 3 a 4 porciones de fruta diaria, puedes mantenerla en pequeños frascos herméticos para mantenerla fresca y a la mano. Esto aportara las vitaminas y potasio que tanto tú como tu bebé necesitan.

Palitos de queso


Los palitos de queso están llenos de calcio que tanto queremos para huesos fuertes, ¿y por qué no decirlo? Son deliciosos. Recuerda que ésta es el mineral principal que el bebé consume de tu cuerpo. Unos antojos deliciosos.

Frutos secos

Son una de las mejores fuentes de Omega-3, y estas semillas están repletas de ellos, lo que ayudará al desarrollo cerebral del bebé. Para variar el sabor, puedes tostarlas u hornearlas, haciéndolas un antojo saludable.

Avena 

Ya sea en barritas, en galletitas o también mezclada con una taza de yogur. Este importante cereal, es ideal para nutrirlos a los dos, ya que da mucha energía y es rico en vitamina B1, magnesio, proteína y fósforo, entre otros nutrientes.

Recuerda que debes cuidar tu alimentación y evitar cosas procesadas, tu bebé nacerá más sano si comienzas a cuidarlo desde que está dentro de ti ¡Ahora debes pensar por dos!

Escrito por Eme de Mujer Honduras

Escrito por
Más de Equipo Eme

7 Mitos acerca del orgasmo femenino

Porque no hay que creer todo lo que se dice y menos...
Leer más