6 antibióticos al alcance de tu mano ¡y de tu presupuesto!

Antibióticos naturales
Antibióticos naturales

¿Quién iba a decir que en la huerta de la abuela estaba la solución para casi cualquier malestar? Estas son las pruebas de que es así, tal y como ella lo ha venido asegurando desde que tienes memoria.

Así como asegura la creencia popular, la naturaleza es sabia, pues en ella encontramos cura para casi todos nuestros males y lo mejor del caso es que hoy en día, conseguimos muchos de estos remedios en nuestra propia alacena. Estos son los mejores antibióticos -en orden alfabético- que la naturaleza te pone al alcance de la mano.


Ajo

Es antibacterial y antimicótico, tanto ingerido, como en ungüento, el ajo es uno de esos alimentos casi milagrosos, que son conocidos por ser uno de los que más propiedades antibióticas presenta y es súper efectivo para combatir los efectos de la gripe común y es infalible para liberar la tripa de parásitos.

Ver más: Combate la gripe sin mucho esfuerzo

Áloe vera

Esta planta es casi milagrosa. El gel extraído del interior de la penca es bueno para curar las quemaduras, la irritación en la piel e incluso tiene poderes regenerativos ¡y cicatrizantes! Es antibiótico, antibacteriano y antimicótico. Se puede ingerir -aunque sabe a rayo- y se puede aplicar como tópico. Tienen vitamina C, E y Zinc, es excelente como antiarrugas y anticelulítico.

Canela

Los aceites vitales de la canela son ricos en agentes antibióticos y famosos por su capacidad de detener el crecimiento de microorganismos y parásitos. Tiene un gran contenido de antioxidantes, siendo un gran agente en la prevención del cáncer, es antimicótica, antibiótica y antibacteriana. Contribuye a regular la azúcar en la sangre y al buen el funcionamiento del páncreas y además le da un sabor increíble al café.

Cebolla

Al igual que el ajo, la cebolla es un alimento antibacterial, súper utilizado para tratar el resfriado común. Su ingesta contribuye al crecimiento de los órganos y a combatir las infecciones, lo mismo que su aplicación sobre la piel, eso sí, ni se te ocurra aplicártelo antes de una primera cita.

Miel

Además de contener grandes cantidades de antioxidantes y ser un endulzante saludable y apetitoso (pues se digiere mucho más rápido y no se almacena como grasa en el cuerpo), la miel tiene propiedades diuréticas, contribuye en la lucha contra la acidez estomacal y el reflujo y es una gran aliada cuando se tiene la garganta irritada. Adicionalmente, si se le coloca en una herida, quemadura o irritación de la piel, previene la contaminación de la herida mientras promueve la cicatrización.

Repollo

Este delicioso vegetal tiene propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes. Él, el brócoli, las coles de Bruselas y coliflores son increíblemente energetizantes. Además es alto en vitamina C y su jugo o caldo es muy recomendado para tratar las úlceras estomacales. Es bien sabido que el repollo alivia la irritación y la hipersensibilidad de los senos cuando estás sufriendo de los trastornos premenstruales si te lo aplicas en la piel, una vez remojado por unos minutos.


 

 

Escrito por
Más de Equipo Eme

7 Mitos acerca del orgasmo femenino

Porque no hay que creer todo lo que se dice y menos...
Leer más