¡De que vuelan, vuelan!

Herradura detrás de puerta
Herradura detrás de puerta

España es uno de los países más supersticiosos del mundo y hoy en nuestra magazine te recordamos algunas de las creencias más arraigadas de nuestra cultura.

Desde que el mundo el mundo, los seres humanos han buscado explicaciones “racionales” para encontrarle sentido a lo inexplicable, de esta necesidad nacen las supersticiones que intentan explicar ciertos hechos, buenos o malos, de los cuales no sabemos sus orígenes. Si son ciertas o no, nadie lo sabe con certeza, pero nada cuesta intentar, porque ¡de que vuelan, vuelan!


 

Ver más: Mujeres: Derechos laborales en España, mucho trabajo por hacer

Martes 13

La más común es el temor que le tenemos al número 13 y si cae un martes ¡es peor! Resulta que el día “martes” lleva su nombre en honor al dios de la guerra y ese señor aún no tiene buena reputación. La oscuridad del número 13 en sí, data de la última cena, cuando Cristo le comunica a sus 12 (12+1=13) apóstoles su inminente crucifixión debido a la traición de uno de ellos. Todavía hay quien cree que si 13 personas se sientan a una mesa, un destino fatal le tocará a uno de ellos.

Tirar sal
Tirar sal

Tirar sal

La sal siempre ha sido un elemento valiosísimo. De hecho, antes de que existiera la moneda se solía pagar con sal (de allí viene la palabra “salario”). A ella se le atribuyen propiedades curativas, preservativas y por su puesto mágicas. Algunas civilizaciones creían que un círculo de sal podía proteger de los malos espíritus, todo aquello que contuviera entro de él. Derramarla, significaba perder la prosperidad y atraer la mala suerte. Para evitar el mal presagio sólo debes coger una pizca de esa sal caída y arrojarla sobre el hombro izquierdo y hacia atrás ¿por qué el izquierdo? Porque antes se creía que El Diablo se posaba en el hombro izquierdo para susurrar malas ideas.

Pasar por debajo de una escalera


Hay varias teorías con respecto al nacimiento de esta creencia y lo único concreto es que da mala suerte hacerlo. Lo bueno es que hay maneras para contrarrestarlo. Digamos que tienes que pasar debajo de unas escaleras. En esta ocasión, no les puedes dar la vuelta, no puedes esperar a que la quiten y tampoco puedes esquivarla ¿qué haces? Pasas cruzando los dedos o escupes tres veces. Ambos métodos se emplean para espantar la mala suerte y las malas vibras.

Voltear la escoba

No es secreto para nadie que desde siempre las brujas han estado asociadas a las escobas, por lo que se creía que si sospechabas que alguna de ellas había entrado a tu hogar, sólo debías apoyar contra la puerta una escoba al revés, pues se suponía que la enviada del mal no resistiría la tentación y saldría volando de tu casa con la escoba. Hoy en día esta tradición se mantiene cuando quieres deshacerte de alguna visita indeseada. Esta costumbre se ha extendido hasta Latinoamérica en donde además le echan un poquito de sal en los pies -sin que se dé cuenta, ojo- a la visita, para que esta más nunca vuelva a pisar tu hogar. Y es que en la antigüedad, había civilizaciones que al conquistar otra, rociaban sal en las cenizas de la ciudad o pueblo caído para evitar que este volviese a prosperar nuevamente.

Casa nueva, escoba nueva

Al mudarte de hogar, se recomienda dejar o tirar la escoba con la que solías hacer la limpieza, pues si llegases a llevártela a tu nueva morada, te llevarías también los problemas que te agobiaban en ese lugar. Así que mejor, aprovecha y compra una nueva.

Herradura detrás de la puerta

Esta es de buena suerte. Para los griegos y los romanos, forjar el hierro en forma de media luna protegía de los espíritus malignos y de hechizos maliciosos. Se creía que si colocabas una herradura en la entrada o puerta de tu casa, actuaba como escudo protector y evitaba que una bruja entrara a tu casa. Hoy en día se utiliza para evitar la entrada de malas energías.

 

Cactus en las puertas
Cactus en las puertas

Cactus en las ventanas

Al parecer la gran capacidad que tiene esta planta para absorber agua, es precisamente la que la hace una excelente protectora en contra de los los malos espíritus. Para evitar que alguna energía maliciosa entre a tus espacios, debes colocar cactus en las puertas y ventanas de tu hogar. En Latinoamérica, lo mismo sucede con la planta de aloe vera.

Tirar licor al piso

Si escuchas el canto de un gallo o de un búho a una hora que no es la acostumbrada es un mal presagio. Para contrarrestarlo, sólo debes derramar un poquito de vino bajo la mesa. Esto también lo debes hacer al destapar alguna botella. Hay culturas que antes de brindar, tiran un sorbo de licor al suelo para honrar a sus difuntos, al parecer este ritual trae buena suerte.

Dedos cruzados
Dedos cruzados

Cruzar los dedos

Al parecer esta costumbre nace antes de la era cristiana cuando para manifestar un deseo, dos personas entrelazaban sus dedos índices a manera de juramento, de compromiso mutuo con ese deseo. Hoy en día cruzamos los dedos cuando deseamos algo con mucha fuerza o a manera de protección, incluso para contrarrestar malos presagios.

Tocar madera

Para los antiguos la madera era sagrada y tocarla, tres veces, no sólo te otorgaba protección en contra de los malos espíritus, sino que además te bendecía con buena suerte. La madera, es una de las expresiones más comunes de la Madre Tierra y de su abrazo protector.

De que vuelan, vuelan
De que vuelan, vuelan

Otras supersticiones y creencias españolas:

  • La amatista te protege de los malos amores.
  • Apostar al número tres trae buena suerte.
  • Es de buena suerte estrenar una prenda roja en Nochevieja.
  • Los futbolistas se verán beneficiados si plantan ajos detrás de las porterías.
  • Colocar a San Pancracio apuntando con el dedo hacia la puerta, atraerá la buena fortuna en casa.
  • Respeta los nidos de las golondrinas y así espantarás a los rayos cuando la tormenta se acerque.
  • Para alejar los peligros, debes llevar un colgante de búho.

 

¿Cuál es la tuya?

Si quieres saber más acerca de cómo mantener tu hogar con buena energía, no dejes de leer, Los cristales y su encanto.

Escrito por
Más de Equipo Eme

7 Mitos acerca del orgasmo femenino

Porque no hay que creer todo lo que se dice y menos...
Leer más